domingo, 5 de marzo de 2017

Videojuegos dañan el cerebro de los niños

Investigadores internacionales alertan sobre el riesgo de los videojuegos para la salud mental y física de los niños, puesto que han encontrado crisis epilépticas, alteraciones del nervio óptico, migrañas, obesidad y tabaquismo, entre otros problemas.

Una investigación realizada en Perú por las candidatas, al título de Profesional de Obstetra por la OPAO;  Leslie Nathaly Otoya Lavado y Yanetti Ramírez León, encontraron conductas violentas en alumnos que utilizan videojuegos habitualmente contra los que no.


El estudio se realizó en una escuela secundaria durante 2014. Dicho estudio analítico observacional de cohortes utilizó una muestra de 208 alumnos divididos en dos grupos de 104 cada uno, en donde uno utilizaba videojuegos y otro no, para lo cual se utilizó dos instrumentos estructurados para recabar información de las variables de estudio. Esta investigación arrojó los siguientes resultados que el 24.6% prefieren videojuegos como Dragon Ball Z y el 22.1% God of War; con respecto al tiempo que los adolescentes dedican a los videojuegos se obtuvo que el 34.1% usan de 1 a 5 horas y 35.2% de 6 a 10 horas; 33.7% usa los videojuegos una vez por semana y el 27.9% de dos a más veces; 88% no presenta ningún tipo de reacción frente a la pérdida del videojuego y que el 9.6% reacciona con gritos e insultos.

En relación a la incidencia de violencia el 11.5% de los que usan videojuegos presentan violencia frente a un 0.5% de los que no usan videojuegos; teniendo como factor de predicción 25 veces más de presentar violencia en los que usan videojuegos de Internet frente a los que no usan (RR=25.5).

En una publicación realizada en una revista de neurología en Estados Unidos, se afirma que jugar videojuegos de manera excesiva genera cambios negativos en el comportamiento y el funcionamiento cerebral de los adolescentes, aunque el trabajo también reconoce efectos positivos.

Uno de los problemas de los videojuegos es la adicción, estudios realizados en los Estados Unidos demuestran su uso prolongado provoca la baja producción de dopamina, neurotransmisor encargado de provocar sensaciones positivas y de bienestar. La cantidad de dopamina liberada en la sangre mientras se juega es similar a la encontrada en inyecciones intravenosas de drogas estimulantes.

Desde los años 90, científicos advirtieron que ciertas regiones del cerebro que son responsables del comportamiento, la emoción y el aprendizaje pueden no desarrollarse de manera correcta debido a jugar en exceso debido a que los videojuegos sólo estimulan zonas que controlan la visión y el movimiento. 

El estudio del doctor Christopher J. Ferguson, quien asegura que los factores sociales y genéticos son determinantes en la predisposición a la violencia, y el de investigadores de la Universidad de Estocolmo, en Suecia, cuyas conclusiones sugieren que los títulos violentos desensibilizan a los usuarios frente a la brutalidad en la vida real.




No hay comentarios:

Publicar un comentario